jueves, 24 de noviembre de 2011

"Relatos de Belcebú a su Nieto", la obra capital de Gurdjieff

"Relatos de Belcebú a su Nieto" es de lectura obligatoria para adentrarse en el universo del pensamiento de Georgi Gurdjieff. Aquí una reseña del libro.

Bajo el título general de Del Todo y de Todas las Cosas, Georgi Gurdjieff escribió tres obras: Relatos de Belcebú a su Nieto (en tres gruesos tomos), Encuentro con Hombres Notables, y La Vida es Real Solo Cuando Yo Soy. Del primero de los títulos es que se ocupa este artículo.

Los relatos de Belcebú

 

Luego de una nota introductoria y de un primer capítulo, que en realidad es un extenso prólogo, el texto se inicia como una novela, donde se narra que, en 1921, Belcebú viajaba junto a su familia y su tripulación en una nave interespacial, de nombre “Karnak”, desde un tal planeta “Karataz”, hacia otro tal planeta, de nombre “Revozradendr”. La obra, se advierte luego, está plagada de neologismos como los de los nombres de estos planetas, para llamar a diferentes cosas, que consisten en conjunciones de raíces de lenguas y dialectos del Asia Central, algunos de ellos probablemente perdidos.
Belcebú es el mismo Satanás de la creencia cristiana, solo que aquí ha sido perdonado por Dios, de su “rebeldía de juventud” (dicho en las propias palabras del autor), y devuelto a la vida libre, ya redimido de sus pecados, aunque se le quitara para siempre la categoría de “ángel”.
Apenas comenzado el relato, Belcebú es advertido por el capitán de la nave acerca de que debido a algún desperfecto técnico de la misma, deberán desviarse de su ruta y permanecer estacionados en el espacio, en cercanías de la Tierra. Con esto, Hassin, el nieto de Belcebú, que también es parte del pasaje (se trataría de un niño o de un adolescente, no se especifica), se entera de la existencia de nuestro planeta, y debido a un comentario de su abuelo, se despierta su curiosidad y le pide a éste le relate todo lo que sabe, concerniente a la tierra.
Este es el pretexto con el que Belcebú comenzará a narrar cada uno de sus relatos, que ya en la estructura narrativa, cada capítulo se convertirá en un ensayo referente a distintos aspectos de la Historia y de la vida de los hombres, como así, de la realidad del universo todo, yendo y viniendo de lo ensayístico a lo literario fantástico, cada vez que el autor lo necesitara.

Las diferentes temáticas

 

El planteo de un necesario “despertar del pensar” (tal como él lo enuncia), en la naturaleza humana; la ley de gravedad; la posibilidad del movimiento perpetuo; la causa del surgimiento de la luna, el satélite terrestre; la evolución de la psicología del hombre; las seis visitas de Belcebú a la Tierra (o las seis reencarnaciones de Gurdjieff); la relatividad de la noción de tiempo; la India; el Tíbet; el arte; el hipnotismo; los países europeos; la religión; América; las guerras, son solo algunos de los temas que autor trata, extensamente.

Un libro difícil de leer

 

Con toques rabelesianos, atento al hermetismo que profesaban los viejos tratados medievales de Alquimia, por momentos el texto parece una gigantesca parábola sufí. De hecho, los relatos de Mullah Nassr Edin, un personaje tradicional de los anónimos persas, milenarios, se ven salpicados a lo largo de toda la obra. Idres Sha ha realizado varias recopilaciones de los cuentos tradicionales del Mullah.
A la vez, por la enorme cantidad de neologismos, a los que se ha referido anteriormente, incluso, empleados para definir conceptos y objetos que son cruciales, fundamentales, para la cabal comprensión de la obra, así, ésta se vuelve algo bastante difícil de conseguir.
Hay sin embargo, un par de libros que son de gran ayuda al momento de intentar desentrañar el mensaje de Gurdjieff en sus Relatos de Belcebú… Estos son Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, de Piotr D. Ouspensky y Comentarios Psicológicos sobre las Enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky, de Maurice Nicoll, ambos autores discípulos, el primero directamente de Gurdjieff, el segundo de ambos. Estas obras son verdaderas “traducciones”, e interpretaciones, de la por momentos oscurísima escritura de Gurdjieff.