domingo, 27 de noviembre de 2011

La música de Tom Waits

(Publicado con el consentimiento de www.yamelose.com)

El músico que ha influenciado a otros de la talla de Nine Inch Nails y Regina Spektor; un artista que se resiste a la popularidad, siendo casi un ícono.


No es una música amable mi funcional la de este músico, que se resiste a los grandes estadios (pese a haber llenado unos cuantos en todo el mundo), ofreciendo una resistencia como de dificultad de ser apreciada, de necesidad de acostumbramiento, lo que le ha otorgado un cierto aura de "prestigio", como de resultar "muy cool" declararse gustador de Tom Waits, aún cuando ello no vaya en detrimento de su obra.
Decir que la voz de Tom Waits es aguardentosa, grave, áspera, rota, no es suficiente para describirla, hay que escucharlo. Incluso, al hacerlo por primera vez, puede resultar chocante oírlo por momentos “guturar”, e inmediatamente ocurrirá lo inevitable, que el que oye lo abandone o lo ame para siempre.
Nacido en California, en 1949, compositor, cantante, pianista y actor, Waits es hijo de un irlandés, mientras que su madre era de un lugar de Europa central, todo lo cual quizá le da una impronta propia de los países de la Europa del este. Waits parece más polaco, checoslovaco, antes que californiano.
Dueño de un estilo que le es muy propio, se inició mayormente en el jazz y el blues, pero siempre experimentando con el sonido y la edición. Tampoco le son ajenos el folk, la balada, y formas diversas como el tango al estilo europeo, la polka, la canción francesa y la música de vaudeville. Se inició tocando en cabarets y lleva consigo la atmósfera propia de esos lugares.


Las influencias en Tom Waits


Influenciado mayormente por escritores, sus canciones a menudo cuentan historias, al estilo de Charles Bukowski, Jack Kerouac y los escritores de la generación beat. Historias de amor y desamor, de gente que siempre está de paso, de hoteles, de soledad, de “loosers” (perdedores) y de marginales. Suele haber también mucho humor en su poética.


Discografía de Tom Waits

  • 1973. Closing Time
  • 1974. The Heart of Saturday Night
  • 1975. Nighthawks at the Diner
  • 1976. Small Change
  • 1977. Foreign Affairs
  • 1978. Blue Valentine
  • 1980. Heartattack and Vine
  • 1982. One from the Heart
  • 1983. Swordfishtrombones
  • 1985. Rain Dogs
  • 1986. Asylum Years
  • 1987. Franks Wild Years
  • 1988. Big Time
  • 1992. Bone Machine
  • 1992. Night on Earth
  • 1993. The Black Rider
  • 1998. Beautiful Maladies
  • 1999. Mule Variations
  • 2001. Used Songs
  • 2002. Alice
  • 2002. Blood Money
  • 2004. Real Gone
  • 2006. Orphans: Brawlers, Bawlers & Bastards
  • 2009. Glitter and Doom Live

Tom Waits y el cine


Actor y amigo de cineastas, sus canciones han servido de cortina de créditos finales de muchas películas, entre las que se consignan Un día en la Tierra (1991), de Jim Jarmush y Romeo is Bleeding (1993), de Peter Medak.
También ha hecho apariciones y actuado en películas; es Rensfield en Bram Stoker’s Dracula (1992), de Francis Ford Coppola.


Cómo adentrarse en la música de Tom Waits (Small Change – 1976)


Para quien desee comenzar a escuchar la prolífica obra de este inusual artista, resulta recomendable el cuarto disco, Small Change, de 1976, con canciones bellísimas como Tom Traubert’s Blues, Invitation to the Blues, la graciosa The Piano Has Been Drinking (Not Me) o la atmosférica Small Change, de lo más representativo de su repertorio.


Tom Waits y el rock (Mule Variations – 1999)


Si bien su empatía con el rock y los rockeros, recíprocamente, fue siempre reconocida (aparece conversando junto a Iggy Pop en uno de los episodios de Coffe & Cigarettes (2003), de Jim Jarmush, su participación en este género fue más bien tardía, y hay que dirigirse directamente a este disco inicial, Mule Variation, si se quiere abrevar rápidamente al rock en Tom Waits, con gemas tales como Big in Japan, Filipino Box Spring Hog, y otros. Tampoco falta lo experimental atmosférico característico de su repertorio, como What’s He Building o el blues de Chocolate Jesus.


Orphans: Brawlers, Bawlers & Bastards (2006)


Mientras que Used Songs es una recopilación realizada por el artista, de dieciséis canciones que van de 1973 a 1980, Orphans (Huérfanos) es un álbum triple, cuyos nombres respectivos de cada CD son Brawlers, Bawlers y Bastards (algo así como “gritones, peleadores y bastardos”); los discos no se venden por separado.
Se trata de un álbum de canciones originales, que de alguna manera sintetiza de manera extendida el amplio abanico de matices en la obra de Waits; aquí se escuchará jazz, blues, rock, aires folklóricos de distintas partes del mundo, música experimental y todo lo que caracteriza a ese singular músico. Hasta destaca una curiosa versión de Sea of Love.
Tom Waits es un músico que ha llegado a influenciar a otros de manera acusada, tales como a Trent Reznor (Nine Inch Nails) o a Regina Spektor.
Una gran ocasión de escuchar música realmente interesante.