domingo, 27 de noviembre de 2011

La muerte de John Lennon en la carta natal


Para los iniciados en astrología, una manera de acercarse al estudio de prevención de sucesos en la carta natal; aquí, el caso famoso de un asesinato.


Una de las formas de estudiar eventos a suceder en una carta natal o revolución solar (horóscopo personalizado) es estudiar hechos pasados, de los casos que podamos conocer y tener comprobadas la fecha y hora en que se produjo el suceso.
Para ejemplificar lo anteriormente dicho, vamos a tomar el caso del asesinato de John Lennon, acaecido el 8 de diciembre de 1980, a las 23:15 hs., en la ciudad de Nueva York, a manos del psicópata Mark David Chapman.
Para este desarrollo, vamos a servirnos únicamente de la carta natal del músico, a fin de mostrar cómo se prevén sucesos, sin necesidad de contar con la revolución solar.

 

El asesinato de John Lennon

 

El músico fue interceptado por su agresor cuando entraba a su domicilio en el edificio Dakota, frente a Central Park. Con el pretexto de ir a pedirle un autógrafo, Chapman terminaría por descerrajarle cinco balazos (durante años corrió la versión de que fueron solo tres); finalmente, Lennon fallecería en la ambulancia que lo conducía al hospital, a la hora antedicha.
La primera imagen con que contamos es la de la propia carta natal del músico, según sus datos de nacimiento: 9 de octubre de 1940, a las 18:30 hs, en Liverpool, Reino Unido.

 

Una visión sobre la carta astral de John Lennon

 

La carta natal es el mapa astral que confeccionamos desde el momento y lugar de nacimiento de una persona, de la que deduciremos su perfil psicológico y los eventos a vivir a lo largo de su vida.
La revolución solar, en cambio, es un mapa celeste que eventualmente puede ser confeccionado por cada año de vida del sujeto, desde cada cumpleaños, que se superpone al mapa natal, integrándolo en la interpretación, para poder evaluar de manera más refinada los sucesos proclives a ser vividos, en el plazo de un año.
Empecemos por ver, entonces, acerca de su muerte, qué tenía para decir la carta natal de Lennon.
Lo primero que llama la atención son esas enormes áreas comprendidas por las casas 6 (la salud) y 12 (el crimen), siendo que al menos los latinoamericanos no tenemos costumbre de ver casas astrológicas tan amplias, toda vez que este fenómeno se produce comúnmente en los nacimientos ocurridos en localidades comprendidas entre los polos terrestres, hasta los 52º de longitud. Incluso, ya para los nacimientos ocurridos hacia los polos, se nos hace imperioso recurrir al sistema de casas iguales, sistema por el que se consideran 30º exactos para cada casa, a partir de la posición del Ascendente (ASC) en el zodíaco.
Bien, tenemos esta enorme casa 12 de unos 71º de longitud, con el signo de Piscis completamente interceptado. Recordemos que cuando una casa intercepta a un signo (lo toma por completo), este se vuelve tanto o más importante para la casa que el mismo donde cayera la cúspide de aquella. Neptuno, regente de Piscis, es el planeta representativo por excelencia de la locura, y recordemos que Chapman, el asesino, se trataba de un psicópata. Aquí, Neptuno se halla en Virgo, en casa VI, en conjunción con Marte, gobernante del ASC, por Aries, y por ende, del cuerpo físico (Marte también representa las armas de fuego y las armas blancas).
El regente de casa 8 (la muerte), Júpiter, por Sagitario, se halla retrógrado (R) y en conjunción partil con Saturno (R), en Tauro y en casa 1, y siendo que este es el gobernante del Medio Cielo (MC), desde ya se nos anuncia que la muerte del sujeto tendrá repercusión pública y social. A la vez, Tauro, que también se encuentra completamente interceptado, en casa 1, tiene a Lilith por regente, conjunta al ASC y al nodo negativo (-), pero aún en casa 12, y en oposición al Sol, en casa 7 y en Libra.
Urano, regente por cúspide en Acuario, de casa 12, se halla en Tauro, ya en casa 2, (a menos de 5º de esta cúspide), recibiendo apenas un único aspecto, el trígono de Neptuno (un aspecto fuerte y armónico, que parece “facilitar” el avance del psicópata). Ahora veamos el estado de las progresiones. El Sol progresado (P) ya se halla a menos de 3º de la cúspide de casa 8, aún en Escorpio, en oposición a Urano natal (N), que se encuentra conjunto a Lilith (P) – ASC (P). A su vez, el Sol se halla en cuadratura con el nodo negativo (-) (P), a 0º de Piscis, en casa 12; y en cuadratura también con Venus (N), regente de la casa donde se ubica, en su posición también natal. La Luna (P) se halla en casa 12, en oposición casi exacta con Plutón (P), regente de la casa 8, en el zodíaco en reposo, y en cuadratura con Mercurio (P), regente de casas 2 y 3. Retrogradando, la conjunción progresada de Júpiter-Saturno ya se halla también en casa 12, conjunta al nodo (-) (N). Lo mismo Urano (R) (P), en casa 12 y en conjunción con Lilith (N) – Nodo (-) (N) – ASC (N). Finalmente, la conjunción Marte (P) – Neptuno (P), se ha puesto en conjunción con Mercurio (N), y en oposición, por ende, a la conjunción Saturno (N) – Urano (N). Estas, las configuraciones planetarias más significativas, aunque hay algunas más.

 

Los tránsitos planetarios del 9 de diciembre de 1980

 

Es realmente una tontería intentar advertir e interpretar un suceso por la sola carta natal, teniendo la posibilidad mucho más completa y detallada que brinda la técnica de revolución solar, por lo que vamos a referir directamente al momento astrológico del suceso, en un próximo artículo dedicado al horóscopo personal del músico, para el que este servirá de completa referencia.