jueves, 24 de noviembre de 2011

Georgi Gurdjieff y el Cuarto Camino

La apasionante historia de un hombre extraordinario, autor de "Relatos de Belcebú a su Nieto", y fundador de la disciplina esotérica Cuarto Camino.


Georgi Ivanovitch Gurdjieff fue el último gran iniciado que conozca la historia. Nacido en Alexandrópolis, Armenia, el 13 de enero de 1866, aunque se presentan dudas acerca de que realmente ese fuera el año.
Fue escritor, músico y maestro de danza, pero fundamentalmente, un recopilador de tradiciones y enseñanzas de índole mística y esotérica, milenarias, cuasi-perdidas.

Datos biográficos

 

En 1879 su familia se traslada a Kars. Allí Gurdjieff estudia Filosofía, Teología y Medicina.
En 1892 realiza excavaciones arqueológicas en Aní, cerca de Alexandrópolis. Un año más tarde, obsesionado ya con la búsqueda del conocimiento de la verdad y las enseñanzas milenarias, viaja a Alejandría, El Cairo y Jerusalén.
En 1897 regresa al hogar, para organizar a un grupo autodenominado como “los Buscadores de la Verdad”, con quien emprende una expedición a Gobi, en busca de la legendaria Agartha. En Bakú se iniciará en las técnicas de la antigua magia chamánica.
Entre 1900 y 1913, el grupo inicia una nueva expedición, esta vez a la India. Allí encontraría un monasterio donde se habría perpetuado la tradición iniciática esenia; poco antes de este acontecimiento, el grupo de “los Buscadores” se había disuelto. Recorre la India, el Tíbet y Mongolia. Dice haber llegado a ser preceptor del Dalai Lama.
En 1913 llega a Moscú con alguna fortuna, generada de los negocios de comercio que nunca deja de hacer, en una u otra parte.
Un año más tarde organiza conferencias acerca de sus conocimientos adquiridos, en Moscú y San Petersburgo.
En 1916 regresa al Cáucaso y al año siguiente se establece en Essentuki; luego de algunos viajes locales con sus discípulos, funda el Instituto para el Desarrollo del Hombre.
En 1920 viaja a Constantinopla. Un año después, se instala junto a sus discípulos en Berlín; también viaja a Londres.
El 13 de julio de 1922 llega por primera vez a París. Mantendrá su vivienda privada allí, pero establece el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre, en las proximidades de Fontainebleau.
En 1924 regresa a París, tras un viaje a Nueva York y Chicago, donde establece anexos del Instituto, da conferencias, y presenta un espectáculo de danza y movimientos, en el Carnegie Hall.
El 5 de julio sufre un accidente automovilístico. Durante la convalecencia es que escribe toda su obra literaria.
Un año más tarde retoma sus actividades en el instituto; en los años siguientes, sus discípulos más antiguos lo irán abandonando poco a poco, cada vez que respectivamente van tomando mayor autonomía y autoridad propia en el marco de la disciplina. Sigue viajando y manteniendo actividades en París, Londres y Nueva York. En 1933 cierra el Instituto de Fontainebleau. Para 1934, se halla instalado en París.
En 1940 se completa la traducción de su obra al inglés, la que supervisa personalmente. Los manuscritos originales habían sido escritos en armenio, o en algún derivado, y luego traducidos al francés.
En 1949 viaja por toda Francia y Suiza. Fallece el 19 de octubre, hallándose en Estados Unidos. Sus restos descansan en el cementerio de Avón, cercano a Fontainebleau.

Su obra literaria

 

Los tres títulos que comprenden su obra, se hallan enmarcados en uno general, Acerca del Todo y de Todas las Cosas.
El primero es Relatos de Belcebú a su Nieto (su obra capital, del que tratemos próximamente, en otro artículo).
El segundo título es Encuentro con Hombres Notables, un relato autobiográfico de su niñez y primer período de su búsqueda del conocimiento objetivo.
El tercer y último título es La Realidad es Solo Cuando Yo Soy, un libro que quedó inconcluso (y así fue publicado, habiendo traducción al español), que presenta en forma de miscelánea, impresiones y pensamientos de sus últimos años.
Existe otro libro, publicado en su juventud, El Heraldo del Bien que Vendrá, (que hasta donde se sabe se consigue por Internet, si no se trata de una versión falsa), pero que él mismo desestimó públicamente, y pidió a quien quisiera oírle, que de encontrar algún posible ejemplar (de una tirada que no debió ser demasiado significativa), lo destruyera.
Otro libro importante es Perspectivas desde el Mundo Real, una recopilación de sus conferencias, realizada por sus seguidores del Grupo Cuarto Camino (fundado en Nueva York, después de su muerte), de bastante buena calidad.
Hay también una gran recopilación de sus partituras, de su música creada y de la gran recopilación que realizara durante sus viajes por Asia Central, de temas tradicionales y milenarios. Músicos de la talla de Chick Corea y Keith Jarret han grabado discos con esta música.
Existe también una película muy importante acerca del tema. Meetings with Remarkable Men (Encuentros con Hombres Notables) (1979), de Peter Brooks, basada en el libro homónimo, cuya banda de sonido de música incidental fue compuesta por un discípulo directo de Gurdjieff, Thomas de Hartmann, en colaboración con Leo Rossenthal.

El Cuarto Camino

 

Los caminos iniciáticos tradicionales, desde todos los tiempos, son tres: el camino del faquir, el del monje, y el del yogui. Por eso Gurdjieff gustaba de llamar a su enseñanza “el Cuarto Camino”, porque integraba los preceptos de los primeros tres, y los adecuaba a las necesidades del mundo occidental, siendo que aquellos habían sido concebidos en el oriental, con sus características particulares, y en el desconocimiento de la existencia de otra cultura.
Pero este es un tema que trataremos ya en otro ensayo.