domingo, 27 de noviembre de 2011

El horóscopo de la muerte de Salvador Dalí


Como fue en el caso de muerte violenta de John Lennon, esta vez analizamos el horóscopo de la muerte natural de Salvador Dalí, el genio del surrealismo.


Hemos visto en un artículo anterior las significaciones astrológicas del momento de la muerte de este artista excepcional, en lo que respecta exclusivamente a la realidad de su carta natal. En esta ocasión abordaremos un mayor detalle de lo mismo, al agregar ahora el análisis de su Revolución Solar, u horóscopo personal, levantado para el período entre aniversarios de nacimiento, de1988 a 1989, siendo que Salvador Dalí cumplía años el 11 de mayo, falleciendo el día 23 de enero de 1989, a los 84 años de edad, y por causas naturales, un paro cardio-respiratorio como consecuencia posible de una intoxicación con fármacos, siendo que padecía de problemas neurológicos.

 

Horóscopo de la muerte de Salvador Dalí

 

Bien, notemos aquí que Lilith, regente de casa 8 (la muerte), por Tauro, se halla en cuadratura con el Sol, ubicado en la casa que Lilith rige. Además, lo hace desde el signo que el Sol regentea, Leo. Es cierto que Lilith se halla aquí en casa 11, una casa que poco parece guardar relación con el tema de la muerte, pero, curiosamente, el Sol también se halla en la 11 (natal). Y no olvidemos que en su manera mecánica de obrar, Lilith niega aquello que toca, en este caso, la propia vida, representada por el Sol.
Aún, notemos que Urano y Neptuno de revolución, ambos retrógrados, si bien no están en conjunción directa, si lo están indirectamente, por la conjunción que con cada uno de ellos marca Saturno de revolución, también retrógrado (R), como “puenteándolos”, en una especie de triple conjunción, que va a ubicarse justo sobre la posición de Urano natal, en casa 6 (la salud), y en oposición, por ende, a Neptuno natal, en 12 (las enfermedades crónicas) (y a Venus (R), regente del Ascendente (ASC) (R)). Recordemos que el ASC representa al cuerpo físico. Y en revolución, Saturno es el regente de casa 4 (el final de la vida).
El Sol se halla conjunto a Júpiter (R), regente de casa 6, ambos en cuadratura a Marte (R), desde casa 4.
El ASC (R), en Libra, se halla en casa 4 (el final de la vida), y en conjunción con el ASC progresado, en cuadratura casi partil con el ASC natal. Lilith de revolución está opuesta a su posición natal. Lilith natal está sobre la cúspide de casa 5 (la vitalidad) otra vez, negándola.
Finalmente, observemos las conjunciones y oposiciones implicadas, que se desprenden, por ejemplo, de la conjunción nodo (+) natal (N) - nodo (-) (R), el primero sobre la cúspide de la casa 12.
Son todos elementos estos significadores de muerte. Ahora, si agregamos al mapa los tránsitos planetarios para el día del evento, es decir, el 23 de enero de 1989, vamos a encontrar seguramente el orden de importancia de todos estos factores, y eventualmente, la hora en que se produjo el suceso.

 

La hora de la muerte de Salvador Dalí

 

Desde ya, todas estas posiciones son para las 0 hs de Greenwich, pero para toda la Comunidad Europea no habrá que hacer ninguna rectificación, puesto que en la actualidad se manejan todos los países en ella comprendidos, por el mismo huso horario.
Vemos ahora el empeoramiento del cuadro, en el momento en que todo el sistema entra en crisis, toda vez que el ASC de tránsito (T) se halla en medio de la casa 12; Lilith (T) entra en conjunción con Nodo (-) (R), en casa 12, mientras que el nodo (-) (T) lo hace respecto de Lilith (R). A la triple conjunción Saturno-Urano-Neptuno, ahora en tránsito, se suma Venus (T), gobernante del ASC (R). Sol (T) – Mercurio (T) entran en conjunción con Quirón (N), en casa 4 (también en casa 7 (el matrimonio). Se dice que Dalí murió mientras oía un disco con una de sus obras favoritas, Tristán e Isolda, de Richard Wagner. ¿Se identificaría el artista íntimamente con esta tragedia?, recordemos lo polémica que fue su relación con su esposa, Gala). El Nodo (+) (T) entra en conjunción con Lilith (N).
Por su movimiento veloz, en comparación con todos los demás astros, es en el tránsito de la Luna en que debemos fijarnos, para calcular a qué hora ocurrirá un evento. Y en nuestro caso, si observamos en las Efemérides la posición en que iba a estar la Luna, ya a las 0 hs del día siguiente a la muerte, es decir, el 24 de enero de 1989, veremos que tal posición para la Luna era de 27º 43’ de Leo (a 2º de la posición de Lilith (R)), por lo que podemos deducir que Salvador Dalí debió morir entre las 22 y las 23 hs del día 23 de enero.
Se puede investigar si esto realmente fue así, en alguna biografía más o menos detallada que exista sobre el artista, y sobre la posibilidad de muerte por ahogo. Con lo que tenemos hasta aquí, podemos decir que, astrológicamente hablando, fue Lilith el factor determinante (por conjunción por tránsito de Luna) de la muerte del artista. Esto sin olvidar el papel relevante y que aquí debemos hacer subyacer, de Urano y Neptuno, que ya analizamos en nuestro primer artículo respecto del mismo tema.