martes, 29 de noviembre de 2011

Cómo hacer una carta natal: Últimos pasos


Por fin, el modo de rectificación de la posición de la Luna, dibujo final del mapa astral, y algunas consideraciones acerca del análisis astrológico.


En un artículo anterior hemos visto todos los procedimientos para calcular las posiciones de Ascendente, Medio Cielo y demás cúspides de casas, así como para realizar la rectificación de las posiciones zodiacales planetarias.

 

Un caso especial de rectificación planetaria: La Luna

 

Al ser el planeta más ligero en su dinámica en el zodiaco, entre todos (se mueve entre 11º y 14º al día), aquí se debe hacer una rectificación especial.
En principio, restamos igualmente las dos posiciones, la de la fecha de nacimiento y la del día siguiente. Si no se produce cambio de signo, multiplicamos el valor en grados, y tomamos la primera parte (en grados) de la cifra decimal que obtenemos. Luego, tomamos el “cero coma” restante y lo multiplicamos por 60. Todo lo vamos anotando a un lado.
Seguidamente, tomamos el valor en minutos, fruto de la primera resta, y lo multiplicamos por el número de coeficiente; aquí “redondeamos a ojo” en un número entero, dependiendo del valor decimal. Luego sumamos todos estos valores así obtenidos, a la de la posición natal de nacimiento.
Si en cambio en el paso diario la Luna cambia de signo, entonces el procedimiento difiere: Tomamos 29º 60’ (de los 30º en que se conforma cada signo) y le restamos el valor de la fecha de nacimiento; a esto sumamos el del día siguiente, y proseguimos como en el caso anterior.
Ya tenemos así entonces las ubicaciones específicas de cada planeta, las que ya podemos dibujar en el mapa.

 

Trazado de los aspectos planetarios

 

Los aspectos astrológicos son las relaciones que los planetas guardan entre sí, armónicos e inarmónicos, o neutros, a saber:
  • Aspectos armónicos: Trígono (120º); sextil (60º); semisextil (30º)
  • Aspectos inarmónicos: Oposición (180º); cuadratura (90º); semicuadratura (45º); sesquicuadratura (135º)
  • Aspectos neutros: Conjunción (0º); quintil (72º); quincuncio (150º)
Los aspectos armónicos se trazan en color verde, los inarmónicos en rojo, y los neutros en cualquier otro color. Los detalles de este tema se explican en otro artículo.
Con esto, terminamos de construir la carta natal con la información básica necesaria para comenzar con la interpretación astrológica. Existe una infinidad de elementos secundarios que aplicar a esta misma carta, para aguzar la observación de diferentes temas en la misma, pero resulta aconsejable para el estudiante recién iniciado no favorecerse de los mismos, para una mejor comprensión, incluso intuitiva, del funcionamiento cabal de la carta natal, de todas sus partes y elementos. Cuando asimile bien toda esta información básica, ya podrá hacerse de variadas técnicas secundarias, para un análisis astrológico mayormente refinado.

 

Apuntes básicos de interpretación astrológica

 

En los manuales introductorios a la materia suele repetirse que jamás debe interpretarse una carta natal por partes, sino como a un todo, casi como de producto se pudiera obtener de la contemplación de un mandala (que así también un mapa de carta natal puede funcionar).
Pero, claro, de esto resulta ser como si se nos pidiera explicar quizás, el funcionamiento del motor de un auto, visto como un todo, sin permitírsenos decir nada específico de cada una de sus partes.
Como resulta así imposible encarar al menos un trabajo de análisis astrológico, lo más recomendable es entonces ir de lo particular a lo general, y de lo general regresar a lo particular, tantas veces sea necesario, hasta agotar el tema.
Lo que debemos realizar es entonces la observación ordenada de cada una de las casas astrales, estudiar buen cuáles temas de la vida de la persona comprenden cada una; observar en qué signos caen sus cúspides; en qué parte de la carta se ubican sus regentes, y cómo se hallan aspectados, y los planetas que pudieran contener cada una de las casas puestas primariamente en observación.
Como ya lo ha dicho Alexandre Volguine en su libro Encuadramientos del Sol, la Luna y los Ángulos, desde un punto de vista simbólico también los planetas se hallan relacionados entre sí, aunque no guarden aspectos. Y esto mayormente lo notaremos al ver que existe información que no “encaja” con los temas de las casas en cuestión, y que no guarda relación aparente con aquellas casas con que sí las tendrían. Estar atentos a esta circunstancia es un modo de ver la carta natal como a un todo.
Aprender a interpretar el dibujo de una carta natal requiere su tiempo, incluso dosificado, en que día a día se debe volver al mapa, para dedicarle unas horas a la observación, incluso de lo ya analizado. Se interpreta una carta natal descubriendo qué es lo que tiene para decirnos, no intentando sacarle información por la fuerza.
No existe lugar a la estadística, por cuanto, por ejemplo, un aspecto considerado insignificante, como el semisextil, en un caso aislado puede cobrar una importancia inusitada. Cada carta natal tiene siempre mucho de insoslayable, pero también de sutil, características además que suelen presentarse imbricadas íntimamente. El mejor astrólogo será el que sepa percibirlo.