martes, 29 de noviembre de 2011

Cómo hacer una carta natal (Segunda parte)


En este artículo vemos cómo hallar las posiciones de Ascendente, Medio Cielo y casas, y acerca de la rectificación de las posiciones zodiacales planetarias.


En un artículo anterior vimos cómo realizar los cálculos para obtener el dato que nos permitirá dirigirnos a las Tablas de Casas; en este intentaremos completar el resto del procedimiento para la construcción de una carta natal.
Las Tablas de Casas, del mismo modo que las Efemérides Planetarias, también son confeccionadas por la Nasa, y otros centros de estudios astronómicos importantes. Se diferencian de estas porque su uso es el mismo para todo momento; es decir, son estáticas, no evolucionan como así las efemérides planetarias.

 

Búsqueda del Ascendente, Medio Cielo y demás cúspides de casas en las Tablas de Casas

 

Al revisar el librillo, notaremos que las mismas han sido confeccionadas para diferentes latitudes, de diferentes ciudades del hemisferio norte del planeta, por lo que deberemos hacer alguna rectificación si el nacimiento se produjo en el hemisferio sur.
En principio, vemos que cada tabla se halla titulada bajo un valor de latitud. Buscamos así la más aproximada por valor a la de la latitud de la ciudad de nuestro caso, independientemente de si se trata de un hemisferio u otro. El dato de la latitud de la ciudad de nacimiento lo hallamos junto con el de su longitud.
Por ejemplo, en las Tablas de Casas, a Buenos Aires le corresponde la latitud de 34º 30’, que en las Tablas figura para la ciudad de Cabul.
Una vez más, vemos que en la primera columna de la izquierda figura el valor en tiempo de Tiempo Sideral. Entonces, buscamos allí el valor más aproximado al dato que obtuvimos en nuestro último cálculo. Así obtenemos los datos de: Medio Cielo, casas 11 y 12, Ascendente, y casas 2 y 3 (los de Fondo del Cielo, casas 5 y 6, Descendente, y casas 8 y 9, con los diametralmente opuestos a los primeros, respectivamente).
Pero, entonces, atención, si el nacimiento sobre el cual estamos trabajando se produjo en el hemisferio sur, entonces debemos considerar el signo astrológico diametralmente opuesto del que por cada caso figura en las tablas. Los pares de opuestos son los que siguen:
  • Aries-Libra
  • Tauro-Escorpio
  • Géminis-Sagitario
  • Cáncer-Capricornio
  • Leo-Acuario
  • Virgo-Piscis
Anotamos todos esos datos en un papel, y ya tenemos la base para empezar a dibujar nuestro mapa. Existen blocks de plantillas a la venta en negocios del ramo, pero de otro modo, usted también se puede confeccionar una, del tipo como se muestra en la imagen adjunta.
Debemos intentar cortar el círculo en cuatro cuadrantes, en el cual el Ascendente siempre tiene su punto de fuga por el oeste (el Descendente por el este) y el Medio Cielo por el norte (el Fondo del Cielo por el sur). Estos cuadrantes jamás serán exactamente proporcionales en sus superficies, debido a que pocas veces realmente Ascendente y Medio Cielo se separan exactamente 90º.

 

Rectificación de las posiciones planetarias

 

Para lo que sigue, regresamos a las tablas de efemérides planetarias, a la fecha de nuestro caso. En esta ocasión, no debemos realizar ninguna corrección en cuanto a signos astrológicos, en caso de trabajar sobre el hemisferio sur, puesto que las posiciones planetarias son las mismas para todo el mundo. Por razones de espacio no se explica aquí porqué sí esto es necesario de hacer, respecto de cúspides de casas.
Pero sí esas posiciones planetarias han sido confeccionadas para las 0 horas de Greenwich, por lo que debemos rectificarlas a nuestra hora y lugar de nacimiento.
Para eso debemos conseguir un coeficiente común para todos los planetas, el que se consigue de la siguiente manera:
Tomamos la hora oficial de nacimiento y le restamos la hora o doble hora de verano, si es necesario. Luego reducimos todo ese valor a minutos (sumamos un minuto más, si los segundos restantes son mayores a 30, si no lo dejamos como está). A ese valor lo dividimos por 1.440, que es la cantidad de minutos que hay en un día (60 minutos = 1 hora, multiplicado por 24), lo que nos da una cifra decimal, comenzada en cero.
Entonces, por cada planeta, tomamos el valor que figura en la tabla, de la fecha en cuestión, y la del día siguiente, y la restamos entre sí, para hallar “el paso” habido por cada planeta, en un día, es decir, la cantidad de grados o minutos de arco que se ha movido.
Reducimos el producto de esa resta a minutos, y lo multiplicamos por el coeficiente anteriormente obtenido. Este nuevo valor (en minutos) entonces ahora debemos sumarlo a la de la posición planetaria del día de la fecha de nacimiento, lo que nos determina la posición exacta a la hora del nacimiento sobre el que trabajamos.
Procedemos así con cada uno de los planetas, observando que a partir de Júpiter (a veces de Marte), los planetas se lentifican, moviéndose en un día apenas unos minutos dentro del mismo grado; en estos casos solo es necesario calcular la posición necesaria “a ojo”.
En el caso de los planetas retrógrados (aparece una “R” al lado de la cifra, en las tablas), en lugar de sumar el producto del coeficiente y los minutos a la posición de la fecha de nacimiento, se debe restar.
En un próximo artículo veremos cómo se finaliza la construcción de la carta natal.