martes, 29 de noviembre de 2011

Cómo hacer una carta natal: Primeros pasos


En una serie de tres artículos se explicará todo acerca de la realización de una carta astral, paso a paso.


En la actualidad existen programas de software capaces de realizar mapas de carta natal, al instante, completamente precisos y vistosos en diseño y colores, provistos de toda la información adicional detallada, con solo poner los datos personales requeridos en un cuadro de diálogo, y presionando luego el botón “Aceptar”. Dado lo cual, es muy probable muy pronto los astrólogos terminen por desconocer cuáles son los cálculos y procedimientos para confeccionar un mapa natal, con nada más que papel, bolígrafos de colores y unas pocas herramientas de la materia, libros de Efemérides Planetarias y de Tablas de Casas.

 

El meridiano patrón local de cada país

 

Con los datos de fecha, hora exacta y ciudad de nacimiento de la persona a la que queremos realizar la carta, debemos en principio saber cuál es el meridiano patrón local del país en que ha nacido.
Así como el planeta tiene un meridiano patrón, el de 0º (de Greenwich), cada país luego tiene su propio meridiano patrón local. Las longitudes se nomenclarán este u oeste, dependiendo de en cuál de esos puntos cardinales se halle el país en cuestión, respecto de Greenwich.
Hay libros introductorios al estudio de la Astrología, que proveen listados de meridianos patrones locales, de todos los países del mundo. De otro modo, esta información puede ser buscada en Internet, o consultando diversos organismos oficiales del país en cuestión.
Muchas veces el meridiano patrón local de un país cambia de longitud, en el transcurso de su historia. Deberemos entonces respetar el que estaba vigente a la fecha de nacimiento de la persona, para realizar nuestro trabajo.
Inmediatamente que conozcamos el meridiano local patrón del país, en grados, minutos y segundos de longitud, debemos buscar el dato de longitud de la ciudad de nacimiento de la persona. Este dato también es fácilmente asequible, hoy por hoy, en Internet, o por medio del programa Google Earth. En el caso de que tratándose de una localidad muy pequeña, de las pocas que aún no aparecen en los mapas, tomaremos la longitud del lugar más cercano, a no más de cincuenta kilómetros a la redonda.
Luego, a la longitud del meridiano patrón local le sumamos la del lugar de nacimiento, si la ciudad se halla al oeste del meridiano patrón, o se la restamos, si se halla al este.
Este resultado que obtenemos, en medida de arco (grados, minutos y segundos), debemos ahora saber pasar a medida de tiempo (horas, minutos y segundos). Esto se logra con el siguiente procedimiento.

 

Conversión de medidas de arco en medidas de tiempo

 

Como fórmula estándar, diremos que una hora equivale a 15º de arco, y que cuatro minutos de tiempo equivalen a 1º de arco. Sabiendo esto podemos convertir todos nuestros valores, por regla de tres simple.
También será necesario, para lo que sigue, saber que 1º puede escribirse de otras maneras: 60’, o 59’ 60’’. Del mismo modo que una hora es igual a 60 minutos, o a 59 minutos y 60 segundos.
Supongamos que de la suma o resta entre las longitudes del meridiano patrón y del lugar de nacimiento, obtuvimos un resultado de 9º 30’ 15’’. Lo convertimos a tiempo, por regla de tres simple:
9º (60’ de arco) = 36 minutos de tiempo
30’ de arco = 2 minutos de tiempo
15’’ de arco = 1 segundo de tiempo
Luego, sumando, nos queda que 38 minutos y 1 segundo de tiempo = 9º 30’ 15’’.
Tomamos ese primer resultado y lo guardamos. Dado que lo necesitaremos luego.

 

Las efemérides planetarias

 

El libro o los libros de efemérides planetarias, se compran en librerías especializadas en publicaciones astrológicas, y consisten en tablas de posiciones zodiacales planetarias, para cada año, confeccionadas, según la edición, por la NASA, o por otros observatorios astronómicos de reconocimiento científico mundial. La astronomía descree de la astrología, pero le vende este material a las editoriales, porque sabe que es útil a esta última.
Dichas posiciones zodiacales se registran por cada día de cada año, y los libros se pueden comprar así en forma de anuarios, o por compendios de cada siglo (en la actualidad no hay publicados sino hasta la primera mitad del siglo XXI). También se hallan publicadas tablas de efemérides planetarias en Internet, pero no en todos los casos resultan confiables.
Las tablas de efemérides planetarias se hallan confeccionadas para las 0 horas de Greenwich, por lo que deberemos y en adelante estudiaremos cómo rectificar los valores que nos provee, al momento y lugar por nosotros requerido.
Al abrir el libro de tablas y dirigirnos al año, mes y día de nacimiento que necesitamos para la realización de la carta natal, vemos que la primera columna refiere un valor en horas, minutos y segundos; es la “hora o tiempo sideral” (TS) o sideral time (ST), es decir, la hora correspondiente al espacio sideral, a las 0 horas de cada día de Greenwich.
Tomamos ese valor. Si el nacimiento ha ocurrido en el hemisferio sur del planeta, inmediatamente le sumamos 12 horas (la diferencia en horas respecto del hemisferio norte, para el cual fueron confeccionadas las tablas, por lo que no es necesario hacer esto si el nacimiento se produjo allí).

 

Hora de verano y doble hora de verano

 

A continuación debemos averiguar si había implementada una hora de verano en el país, en el lugar de nacimiento. Esto ocurre, cuando en un país se decide adelantar los relojes en una hora, mayormente para economizar luz eléctrica. Si es el caso, entonces se debe restar esa hora al valor conseguido en el paso anterior.
La doble hora de verano se produce cuando en un país no se rectifica la primera hora de verano, al llegar al invierno, y se la vuelve a aplicar al verano siguiente. Si es el caso, entonces se debe restar dos horas al resultado del paso anterior.
A continuación, restamos el valor de longitud vuelta a valor de tiempo, obtenida en el primer paso, si el nacimiento se produjo al oeste del meridiano patrón local. Si fue al este, se suma.
Inmediatamente sumamos la hora oficial de nacimiento. Si el resultado sobrepasa las 24 horas, se restan 24 horas tantas veces sean necesarias, hasta reducir a 24 horas, o menos.
Y es con este valor que ya podemos dirigirnos a las Tablas de Casas, para hallar la posición del Ascendente y demás cúspides de casas. Pero es algo que ya explicaremos cómo hacer en un próximo artículo.