miércoles, 24 de abril de 2013

Facturante.com, el sitio de gestión de facturación legal



Todo lo que usted necesita saber sobre este nuevo servicio, lo hallará en esta nota

Es cada vez más notable que las necesidades personales y profesionales se resuelven de manera online, ganando también cada vez más importancia. A sistemas nacionales (argentinos) e internacionales de cobro y transferencia de dinero (ej. DineroMail), al de extracción de dinero por cajero automático vía bancarización virtual (Payoneer), se suma ahora el de gestión online de facturación, de forma legal, con Facturante.com, indistintamente dirigido a grandes empresas, Pymes y pequeños contribuyentes, todo aquel que venda algo o preste un servicio, por lo que necesite emitir boletas o facturas de pago, para ser declaradas legalmente ante la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos, que engloba tanto a la Dirección General Impositiva (DGI) como a la Administración Nacional de Aduanas (ANA)).


Ventajas de usar el servicio de Facturante.com

Facturante.com es otro servicio de LinkSide SA, empresa joven de Argentina, dedicada a proveer servicios y consultoría IT.
Los usuarios de Argentina de DineroMail estarán ya enterados, puesto que ambos servicios empiezan ya a trabajar de manera vinculante.
Desde ya, los usuarios de Facturante.com también cuentan con la posibilidad de que sus clientes paguen sus facturas por medio de tarjetas, transacciones bancarias ordinarias, etc.
Con su novedoso sistema (sin insumos, sin mantenimiento, sin instalación de nada, con seguimiento de comprobantes, entregas instantáneas y administración simple), el servicio promete al usuario se ahorrará un 80% de los costos de facturación de su empresa, respecto del modo tradicional de accionar esto, y eliminar la logística que ello conlleva. De este modo se evitarán gastos de impresión y ensobrado, de papel, administrativos y tiempos de envíos y entregas.
Además, una vez hecha la alta del servicio, el usuario dispondrá de una vinculación automatizada directamente con su bandeja online como inscripto de la Afip, funcionando tanto para responsables inscriptos, monotributistas y otros exentos de IVA.


Operatividad del sistema

Para adherirse al sistema hay que ingresar a la home del sitio y rellenar el formulario de Contacto, pidiendo información o directamente solicitando el alta, en escaso tiempo se recibirá respuesta a ello.
Los pasos a seguir para efectuar el alta pueden no ser muy simples para algún usuario, pero el instructivo o tutorial que se recibe para efectuar el mismo es muy completo y claro, y de cualquier modo se cuenta con un soporte técnico especializado y personalizado, que muy atenta y amablemente le guiará en cada paso y le ayudará a sortear los escollos que se presenten (uno extraña que otras empresas de servicios no tengan soporte técnico de tal calidad).
Una vez completada el alta (la parte más complicada puede ser vincular nuestras ambas bandejas online, de Afip y la nueva de Facturante.com), comprobamos poseer un amplio menú de posibilidades, desde crearnos la lista de cartera de clientes con el detalle de sus datos personales por cada uno, hasta el catálogo detallado de nuestros servicios o productos, con lo que luego confeccionaremos nuestras facturas de manera prácticamente instantánea. Claramente también poseemos la parte de archivo de comprobantes, secciones de cobranzas e informes, de modo que tengamos nuestro negocio claramente organizado, con la posibilidad aún de enviar toda esa información a nuestro contable personal, vía mail.

                                                              (Bandeja de usuario)


Otras ventajas de Facturante.com

Actualmente el sistema ofrece el primer mes de uso completamente gratis por el servicio completo, y dos meses gratis por lo mismo, para usuarios de DineroMail.
En el futuro se podrá agregar la facturación electrónica al propio sistema o servicio, mediante uso de la API de Facturante.com.

Hacia una integración virtual de los servicios

Los usuarios latinoamericanos, por ejemplo, de PayPal, sabemos el incordio que resulta no poder gozar de todas las posibilidades que el sistema ofrece en su país de origen, Estados Unidos. Lo beneficioso entonces que resultaría una posibilidad de transferencia de dinero, por ejemplo, de PayPal a DineroMail, o que Payoneer se vinculara también a la última firma.
Sigue habiendo bastante resistencia, me parece, en el público general, a volcar demasiada información personal en la red, pero existen empresas serias, legales y responsables, que también en la medida que se vinculen entre sí nos facilitarán a todos mucho más las cosas, algo que de cualquier modo, más tarde o temprano va a darse. Sin darnos cuenta ya estamos en camino a eso.