lunes, 20 de febrero de 2012

Consultorio sentimental: ¿Qué corno hacemos con nuestras parejas?




El sexo tiene no más que dos misterios, se sabe disfrutar o no se sabe. El deseo entre dos personas existe o no existe.
Si el deseo desaparece no hay mucho que se pueda hacer, por mucho Kamasutra que le pongas, y si existe, no será entonces éste más que algo adicional y optativo, un caramelito, que podés o no comer, sin agregarle nada demasiado sustancial a la cosa.
La gente tiene la idea de que con los años de convivencia se pierde el deseo por el otro, y que a esto hay que paliarlo de algún modo, entonces, la mujer empieza a comprar lencería, el hombre su propia zunga con trompita de elefante; lo cierto es que en el tiempo prolongado la vida sexual puede sufrir diversos altibajos, por miles de motivos, sin impedir sin embargo que por lo menos el deseo se mantenga latente, lo que logra la perpetuidad o continuación de la pareja; es decir, si el deseo no existe, por más indumentaria o cirugías estéticas que le pongas, no hay solución.
Acerca de la infidelidad, si el tip@ en cuestión tiene la fantasía de la variedad, tampoco va a haber mucho que hacerle, lo tomás o lo dejás. La fidelidad y la monogamia no tratan de hacer votos de ninguna naturaleza, es algo que está en la propia integridad de cada individuo, o no está.

Dicho lo cual, se agotó este tema y se cierra para siempre este consultorio sentimental.