sábado, 10 de diciembre de 2011

Eduardo Daniel Melgar, miembro honorífico de Suite101.net

Así fue nombrado por Eva Fontiveros, en uno de sus últimos actos como Directora del sitio, siendo que el próximo día 16 ya deja definitivamente ese puesto.
Con esta mención se hace justicia a la memoria de nuestro amigo y compañero, Eduardo Daniel Melgar, quien nos dejara el pasado mes de mayo, y que además de deleitarnos con su extraordinario sentido del humor, nos dejó en estas páginas la prueba contundente de ser un gran escritor, cuyos artículos divulgativos acerca de interpretación de los sueños, realmente, enaltecieron el sitio.
Quienes lo conocimos y quisimos esperamos la mención se mantenga, de cara a la reestructuración de Suite101.net y a la partida de Eva.
Aquí el texto que hace sustento a dicha mención:

(La dirección de Suite101.net desea dar las gracias con carácter póstumo a la gran labor realizada por D. Eduardo Daniel Melgar, Colaborador Experto y autor de esta plataforma web. Queremos reseñar su brillante calidad profesional, así como sus admirables valores humanos, que han sido un regalo inapreciable para todos los que hemos tenido la suerte de compartir con él este gran foro virtual. Todo un lujo, maestro Melgar, leerle y compartir con usted tantos momentos. Queda nuestro pésame y condolencias para su familia, y por supuesto, el recuerdo que para siempre deja en nosotros.)

Argentino, residió en la Provincia de Buenos Aires, siendo escritor y periodista cultural con experiencia en la edición de revistas dedicadas a la literatura y la difusión cultural y como organizador de eventos y recitales de poesía. Coordinador de talleres literarios en Narrativa y Poesía (1975-2001), colaborador y jurado en la editorial Raíz Alternativa de Buenos Aires hasta la actualidad. Fue empleado público, en la banca privada y bibliotecario. Dibujante desde niño, estudió periodismo, publicidad, fotografía, serigrafía e historietas.

En diciembre de 2003 recibió el Primer Premio Nacional de Cuento (Feria del Libro 2004) organizado por la Municipalidad de Tres de Febrero; tiene en preparación un libro de Cuentos y otro de Poesía. La temática de los sueños ha sido su interés paralelo desde hace 20 años, incluyendo estudios e investigaciones originales sobre la Teoría de la Imagen en los estados oníricos y su relación con la Psiquis, documentados por estudios independientes de psicología, filosofía, literatura y biología, sobre todo lo relacionado a la Imagen como producto significante para el estudio de la memoria y la conciencia en el siglo XXI. En preparación, un libro de ensayos sobre los sueños y su relación con la realidad biofísica de la mente.

Sus intereses intelectuales se volcaron hacia temas relacionados con la literatura, la psicología, la filosofía y la sociología, aplicando los conocimientos de vanguardia obtenidos sobre la estructura de la psiquis.

En Suite101.net, su objetivo principal era introducir al lector en temas de la Interpretación de los sueños, la estructura de la mente, las relaciones de los símbolos con la vida cotidiana y otras actividades que incluyen a la imagen como producto del pensamiento humano
.

Para quienes aún no conozcan los escritos publicados por Melgar, aquí les dejo el link a su perfil personal:

http://eduardo-daniel-melgar.suite101.net/

5 comentarios:

  1. Gracias, Langella, por este homenaje al inolvidable Melgar. Ese tipo maravilloso que nos dio tantas lecciones de sensatez y tanto nos hizo reír con su elegante humor.

    ResponderEliminar
  2. Le debemos el homenaje a Evita, querido amigo, esperemos que la nueva dirección del sitio lo respete.

    ResponderEliminar
  3. Maese sueñero como le decíamos los compañeros de Suite101.net, maese suereño como le decía yo en mis momentos de dislexia.

    Me encantaban sus cuentos y esa forma siempre acertada de definir a las personas, aún sin conocerlas.

    Un abrazo Melgar donde quiera que te encuentres-

    ResponderEliminar
  4. Ojalá siga soñando en alguna parte... Aún le echamos de menos.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso homenaje a don Eduardo. Mi respeto, admiración y agradecimiento por haber dado alas al ingenio de una comunidad.

    ResponderEliminar