lunes, 28 de noviembre de 2011

Los Barrymore, familia de artistas


Llamados "la realeza de Hollywood", la familia de Drew Barrymore ha atravesado toda la historia del cine estadounidense.


Todos conocen a la actriz Drew Barrymore, productora y protagonista del éxito de taquilla, Los Ángeles de Charlie, por ejemplo; lo que pocos saben es que pertenece a por lo menos la cuarta generación de una prolífica familia de artistas.

 

John Barrymore

 

Fue el mayor de tres hermanos, junto con Lionel y Ethel, hijos todos de los actores de teatro Maurice Barrymore y Georgina Drew.
Nacido en 1882, fue una figura célebre – al igual que sus hermanos – de la época del cine mudo americano. Tuvo una vida disoluta, libertina e irresponsable, se dice, que quizás casi un siglo más tarde heredara su nieta Drew, a quien se le conocen sus problemas con el alcohol y las drogas.
Fue caricaturista de periódicos antes que actor, debutando en teatro en 1903. Actor shakespereano por excelencia (realizó Hamlet y Ricardo III), su consagración le llegó con El Hombre y la Bestia (1920) de John Robertson. Su última aparición fue en World Premier (1941), de Ted Tetzlaff, falleciendo un año más tarde.

 

 

Lionel Barrymore

 

Nacido en Filadelfia, en 1878, se le considera el mejor dotado actoralmente, de los tres hermanos. Además de actor fue director, escenógrafo y músico, teniendo también aptitudes para la pintura y la literatura. Debutó en los escenarios junto a sus padres a la edad de seis años, y en cine, junto a Mary Pickford en El Sombrero de Nueva York (1912), de D. W. Griffith, director a quien le escribió también varios guiones para sus películas.
Griffith tuvo dirigidas unas cuatrocientas películas en toda su vida, entre largos, medios y cortometrajes, y Lionel actuó en un puñado de estas, a veces interpretando varios papeles de manera simultánea.
Trabajó junto a Greta Garbo, dirigió siete películas y compuso una sinfonía. Ganó el Premio Óscar, como director, por Madame X (1929) y como actor, por Alma Libre (1931), de Clarence Brown.
Su última aparición fue en Estrella del Destino (1951), de Vincent Sherman, falleciendo en 1954.

 

 

Ethel Barrymore

 

Nació en 1879, debutó en teatro a la edad de 15 años y en cine, en Instinto Materno (1914). Actuó en Rasputín y la Zarina (1932), de Richard Boleslawski, junto con sus hermanos, en que ella interpretaba a la zarina, Lionel al Príncipe Youssoupov, y John a Rasputín. Tuvo fama de “autoritaria encantadora”, impronta que trasladaba comúnmente a sus personajes.
Ganó el Premio Óscar como mejor actriz de reparto, en 1944, por None but the Lonely Heart, de Clifford Oddets. Falleció en 1959.

 

 

John Barrymore (hijo)

 

Nació en 1932, hijo de John y de la actriz Dolores Costello, y padre de Drew.
No tuvo la trascendencia de sus predecesores, excepto en Italia, donde filmó muchas películas. Igual que su padre y su hija, tuvo problemas con el alcohol y las drogas, además de con la Justicia, acusado varias veces de violencia doméstica.
Debutó en cine en 1950, en la película The Sundowners, de George Templeton. Como su padre, interpretó a Rasputín en The Night They Killed Rasputin (1960), de Pierre Chenal.
Sus problemas de drogas y de violencia derivaron en enfermedad mental, debiendo ser hospitalizado. Su última aparición fue en Baby Blue Marine (1976), de John Hancock, falleciendo en 2004.

 

 

Drew Barrymore

 

Es su nombre real, aunque también se trata de la unión de los apellidos de sus bisabuelos (su padre ya había adoptado el nombre de John Drew Barrymore).
Nacida en 1975, se hizo famosa a los siete años de edad por su participación en ET (1982), de Steven Spielberg.
Luego de una infancia turbulenta y el problema con el alcohol y las drogas, y de su posterior rehabilitación, en 1990 publica su autobiografía, Little Girl Lost, donde narra su secuela de dolorosas experiencias.
No obstante, nunca había dejado de actuar ni de hacer apariciones en diversas películas, hasta que en 1996 le toca protagonizar en Todos dicen te amo, de Woody Allen.
A partir de entonces la carrera de Drew se reafirma, establece su propia productora y empieza también a dirigir.
En el 2000 produce Los Ángeles de Charlie, de McG, basada en la serie de TV homónima, resultando un éxito de taquilla que le impulsa a realizar una secuela en 2003.
En 2010 protagonizó la comedia Going the Distance, de Nanette Burstein.
En definitiva, se trata de la realidad de una familia, que ha atravesado toda la historia de la cinematografía americana.