sábado, 26 de noviembre de 2011

El proceso de comprensión de lectura

La capacidad de comprensión lectora en el individuo puede ser desarrollada, lo que finalmente le dará una mejor calidad de vida.


El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define al término “lectura” como “actividad caracterizada por la traducción de símbolos o letras en palabras y frases que tienen significado para una persona”.
Una vez descifrado el símbolo, se pasa a reproducirlo. Así pues, la primera fase del aprendizaje de la lectura está ligada a la escritura. El objetivo último de la lectura es hacer posible comprender los materiales escritos, evaluarlos y usarlos para nuestras necesidades.

 

Tipos de lectura, Graciela Montes destaca las diferencias entre las lenguas

 

Para leer hay que seguir una secuencia de caracteres colocados en un orden particular. Por ejemplo, el español fluye de izquierda a derecha, el hebreo de derecha a izquierda, y el chino de arriba abajo.
La escritora e investigadora Graciela Montes profundiza aún más esta diferencia de características entre diferentes lenguas, al advertir que “no narra igual ni narra lo mismo un lenguaje que tiene la posibilidad de la voz pasiva que el que no la tiene, un lenguaje que deja el verbo para el final de la oración que el que comienza por el verbo”.
Un opinión extraída de la conferencia presentada por la autora dentro del marco del Seminario Internacional La Lectura, de lo Íntimo a lo Público -organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlarc)-, realizado durante la XXIV Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILU) (México DF, noviembre de 2004) y publicado en Imaginaria, revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil, nº 165, Buenos Aires, 12 de octubre de 2005.

 

Comprensión lectora

 

El lector debe conocer el modelo y usarlo de forma apropiada. Por regla general, el lector ve los símbolos en una página, transmitiéndose esa imagen desde el ojo al cerebro, pero puede también este proceso puede ser realizado mediante el tacto, como en el sistema Braille, un método de impresión diseñado especialmente para personas ciegas, que utilizan un punzón para escribir.

 

¿Qué es la lectura?

 

Leer tiene que ver con actividades tan variadas como la dificultad de un niño pequeño con una frase sencilla en un libro de cuentos, un ama de casa que sigue las normas de un libro de cocina, o un estudiante que se esfuerza en comprender los significados e implicancias de un teorema.
Leer proporciona a las personas la sabiduría acumulada por la civilización. Los lectores maduros aportan al texto sus experiencias, habilidades, intereses e impresiones. El texto, a su vez, les permite aumentar las experiencias, impresiones y conocimientos, y encontrar nuevos intereses.

 

Madurez en la lectura comprensiva, en la opinión de Beatriz Sarlo

 

Para alcanzar madurez en la lectura, una persona pasa por una serie de etapas, desde el aprendizaje inicial hasta la habilidad de la lectura adulta.
“Las lecturas enfrentan límites definidos, por lo que los lectores saben y pueden hacer con lo aprendido en otros lugares (en la vida, en textos anteriores, en la escuela)”, dice Beatriz Sarlo, ensayista de renombre, también de Argentina.
Algunos educadores conciben la comprensión lectora como una serie de subdestrezas, como comprender los significados de la palabra en el contexto en que se encuentra, encontrar la idea principal, hacer inferencia sobre la información implicada pero no expresada, y distinguir entre hecho y opinión. La investigación indica que la lectura se puede dividir en muchas subdestrezas diferentes, que deben ser dominadas; se habla de unas 350 subdestrezas.

 

Técnicas de lectura como mejor calidad de vida

 

Además de su valor intrínseco, la habilidad para leer tiene consecuencias económicas. Los adultos que mejor leen son capaces de alcanzar más altos niveles, y es posible que consigan puestos de trabajo mejor remunerados. El aumento de la tecnificación de la sociedad ha incrementado las exigencias de alfabetización adecuada, presión que ha llegado al ámbito escolar, de forma directa.
Un nivel más alto de alfabetización se necesita tanto en los negocios o en la industria, como en la vida diaria, por ejemplo, para comprender diversos formularios a rellenar, o para entender los periódicos, en sus diversos intereses de interpretación.
Se han llevado a cabo algunos esfuerzos para simplificar formularios y manuales, pero la carencia de suficiente capacidad lectora definitivamente impide que una persona pueda desenvolverse en la moderna sociedad occidental.
Autores y autoras como las antes mencionadas ponen especial énfasis en promover los derechos y libertades que a priori tiene el lector, así como en manifestar los factores condicionantes, tanto internos como externos, que se les oponen.